fbpx

Cómo sacar el olor a marisco de las manos

28 Dic 2020 | Actualidad

¿Te has dado cuenta de la peste que echan los dedos después de una cena de Navidad? Tan legendario es el placer de comer marisco, como el olor que se fija en nuestras manos después de haberlo pelado. Tan intenso y persistente como su pigmento. Ambos se convierten en unos incómodos pasajeros en nuestras manos. ¡Tranquil@, que tiene solución! Aquí te dejamos estos consejos para sacar el olor a marisco de las manos.

es fácil sacar el olor a marisco de las manos, tenemos varias opciones.

¿Por qué nos queda el olor a marisco en las manos?

El marisco, especialmente los crustáceos (como langostas, langostinos, bogavantes o centollos…) dejan un molesto y duradero olor en los dedos cuando los pelamos una vez cocidos.

Estos animales se alimentan de otros crustáceos más pequeños ricos en colores rojos y anaranjados. Estos tonos componen los pigmentos naturales más resistentes. Están asociados a proteínas.

Cuando cocemos este tipo de marisco, el calor intensifica el color anaranjado y, por tanto, las manchas que derivan de su contacto. El calor actúa sobre los carotenoides modificando la pigmentación. Este mismo proceso libera sustancias que fijan a nuestros dedos no solo el color, sino también el olor cuando retiramos su caparazón.

Te dejamos estos consejos para que saques e olor a marisco de las manos

Consejos para sacar el olor a mariscos de las manos

No desesperes, aunque te parezca que se va a quedar para siempre, podrás sacar el olor a marisco de tus manos, palabrita.

No frotar

Podemos olernos los dedos a marisco porque el calor ha multiplicado su potencia y ahora se queda en nuestras manos como si nos fuera a acompañar para siempre. Es importante que no ayudes a que se asiente, evitando el roce.

Love cítricos

Si hay algo que funciona por encima de todo es: el limón. De todos los métodos para que las manos no huelan a marisco es el más efectivo.

  1. Coge un limón y córtalo por la mitad.
  2. Mete los dedos en la pulpa y frota suavemente mientras el juego neutraliza el olor dejado por el marisco.
  3. Y, en este caso, el roce ayuda a la eliminación de los residuos que el ojo no ve.

Es tan eficaz, que muchos restaurantes acompañan el servicio con una toallita de uso individual con esencia de limón (y otros químicos).

Puedes aprovechar el limón que acompaña a los platos de marisco en la mesa. Rocías el zumo encima de los mejillones, berberechos, cigalas, camarones… (aunque nosotros te recomendamos que al marisco gallego no le añadas cítricos, disfruta de su sabor). Al acabar de comer, coge el limón e introduce los dedos dentro, frotando un poco y luego sécalas a tu toallita, servilleta desechable o lávalas con agua.

Agua friísima

No siempre tenemos a mano limones o toallitas. ¡Que no cunda el pánico! No hay nada como ir a lo simple, pero con cabeza. El agua es tu mejor aliada en estos casos. Debes colocar las manos debajo del chorro de agua muy muy fría.

  1. No frotes, tan solo deja que la acción del agua elimine todos la prueba del delito, de semejante mariscada que te has comido.
  2. La temperatura importa. El calor fija el color de las manchas y el olor. Al liberar determinadas sustancias que los producen. Por eso, es importante que el agua esté fría. Además de que permite que los poros se cierren. Impidiendo que la piel las absorba, ayudando a que las manos no huelan a marisco.

Si después de hablar de marisco te ha entrado el gusanillo, no olvides que puedes comprar desde nuestra web marisco gallego al mejor precio y que te lo enviamos a casa en un periodo de 24 horas.

Artículos relacionados

Ventajas de comprar marisco gallego online

Hace meses que cambiamos nuestra mentalidad a la hora de trabajar, ir al museo, seguir las clases del cole o hacer la compra. Los beneficios de Internet no habían estado tan claros como ahora. No hay barreras ni de edad, ni de actividad. Porque con tanto tiempo en...

Maridajes perfectos: cómo maridar marisco gallego

¿Pensando en las comidas de Navidad? Sabemos que estas fiestas no son como las de siempre. Por eso, creemos que la mejor forma de disfrutarlas es poner todas nuestras energías en cuidar lo que vamos a comer. Mantener la ilusión no solo es cuestión de números, también...

Cómo abrir marisco: Guía fácil de supervivencia

Comer marisco es un verdadero placer pero no siempre es fácil abrirlo. Hay piezas con caparazón muy duro como el centollo, el bogavante o el buey de mar. Muy valoradas por su increíble sabor y la cantidad de carne que tienen. Pero si no sabes cómo abrir marisco es muy...