Longueirón y navaja: Aprende a diferenciarlos

21 Mar 2022 | Productos

El longueirón y la navaja son dos moluscos muy similares. Comparten hábitat, que es el terreno arenoso del fondo marino, donde excavan para esconderse. Ambos se capturan a cierta profundidad. Los dos son de forma y color parecido. Y, por supuesto, tienen también en común un sabor delicioso.

A primera vista, longueirón y navaja pueden parecer difíciles de distinguir. Pero a continuación vas a ver que nada de eso. En realidad, diferenciar entre los dos es bastante fácil.

Longueirón y navaja: Parecidos razonables

Ambos, longueirón y navaja, son bivalvos. El longueirón es largo y ancho, con concha recta y rectangular. Tiene un color blanco azulado en el tronco y pardo en los lados. La carne es tierna y apetitosa. Es muy popular en Fisterra, donde tiene su propia fiesta de exaltación.

El longueirón se recoge de forma artesanal y manual, mediante buceo a pulmón. Es la manera más respetuosa con el medio marino. Y este método de captura es la primera característica que comparte con la navaja.

La recolección manual, además, asegura la calidad de estos moluscos. Otros métodos de captura más agresivos pueden estresar al producto, lo que en última instancia afecta a la textura de la carne. También es determinante en su sabor las propiedades de las aguas. Cuanto más frías, oxigenadas y ricas en nutrientes, como es el caso de las del Atlántico, mejor. Por eso en la arena blanca y fina de la costa gallega se obtienen el longueirón y la navaja más cotizados y de mayor calidad.

Las navajas son muy estimadas, aparte de por su sabor, porque se prestan muy bien a ser cocinadas a la plancha, como ya hemos señalado. Prueba nuestra receta de Bocadillo de navajas a la plancha con mojo de cilantro y verás que ricas están.

Por supuesto, la clave de su éxito gastronómico no es ese, sino su carne jugosa y suave. Además, están disponibles todo el año en el mercado, algo muy a tener en cuenta. Esta es otra razón por la que es fácil confundirlas con el longueirón, ya que ambos se pueden comprar en cualquier época del año.  

La más conocida y extendida es la navaja gallega. Se comercializa más que el longueirón y su carne se considera extremadamente sabrosa.

navajas amr marisco

Longueirón vello

Mención aparte se merece el llamado longueirón vello. Es aún más ancho y robusto que el común, pero su captura se lleva a cabo a lo largo del litoral suratlántico y mediterráneo. Eso hace que sea menos valorado.

Longueirón y navaja: Diferencias principales

Las navajas presentan forma alargada, rectangular, fina y menos recta que la del longueirón. Su concha es de color parduzco, ligeramente estriada, con tonos desde amarronados hasta casi blancos, y toques grises. Poseen conchas muy frágiles. La concha del longueirón suele ser más dura y acostumbra a presentar una coloración más clara.

Pero la mejor manera de diferenciar la navaja del longueirón es fijándose en su forma, ligeramente arqueada en la navaja. El longueirón, por su parte, es más recto y largo.

Además, también se distinguen por su longitud. Las navajas suelen medir entre 8 y 15 cm, mientras que el longueirón puede llegar a alcanzar los 20 cm.

¿Cuál sabe mejor?

En cuanto a sabor y forma de prepararlos, hay quien afirma que prácticamente no hay diferencias entre longueirón y navaja. Lo cierto es que las recetas para la navaja son perfectamente válidas para el longueirón.

Aunque esto sea cierto, debemos señalar que hay bastante consenso en considerar que el sabor del longueirón es un poco más intenso que el de la navaja.

Artículos relacionados

Mejillones en vinagre: Un aperitivo rico y sencillo

Los mejillones en vinagre constituyen un plato sabroso, sano y nutritivo. Además, su elaboración requiere pocos ingredientes y nada difíciles de encontrar. Para acompañar a los protagonistas del menú, solo necesitarás: pimiento rojo, pimiento verde, cebolla, laurel,...

Bogavante o langosta: Un dilema delicioso

Elegir bogante o langosta puede ser una decisión difícil ya que ambos son mariscos deliciosos y con idéntica calidad nutritiva. Encontraremos en ambas piezas ese sabor a mar tan característico de los productos que nos dan las costas gallegas. Así que, ¡bendito dilema...