fbpx

¡Alegra tus cenas con Tortillitas de Camarones!

15 Oct 2021 | Recetas

Llegar a casa y descansar es todo lo que uno desea tras un largo día de trabajo fuera. Pero a veces esto se complica por la necesidad de organizar algunas tareas como: recoger todo lo que dejamos por medio por la mañana, poner una lavadora o hacer la cena. Bien, ¡pues queremos que llegues a casa con ilusión! Y como no hay nada comparable a tener marisco gallego fresco esperándote… Te proponemos una receta fácil para cenas sin complicaciones. Que además de prepararse en pocos minutos… ¡Está tan buena que querrás hacerla cada semana! Alegra tus cenas con estas Tortillitas de Camarones.

Ingredientes para hacer Tortillitas de Camarones al estilo de Galicia (4 personas)

  • 100 g de Camarón Gallego
  • 100 g de Harina de trigo
  • 100 g de Harina de garbanzo
  • 50 g de Cebolleta
  • 250 ml de Agua muy fría
  • Perejil fresco
  • Aceite de Oliva Virgen
  • Sal
camarones gallegos marisco gallego

¿Cómo preparar Tortillitas de Camarones para que queden como las de los restaurantes?

  1. Vuelca en un bol la harina de trigo y la harina de garbanzo.
  2. Pica la cebolleta y el perejil muy finos y añádelos al bol.
  3. Echa una pizca de sal, los camarones y el agua fría. Mézclalo todo muy bien hasta obtener una masa de consistencia líquida.
  4. Deja reposar la mezcla unos 30 minutos.
  5. Calienta en una sartén grande aceite de oliva y ve echando cazos de la mezcla. Deberás freírlos por ambos lados. ¡Tus tortillitas de camarones ya están listas para disfrutar de una cena gourmet!

Consejos para que tus Tortillitas de Camarones frescos te queden espectaculares

  1. ¡Cocina camarones frescos! Esto que parece una obviedad es, sin embargo una de las claves para que tus tortillas te queden tan sabrosas como las de los mejores restaurantes. Recuerda no cocerlos previamente, el camarón es un crustáceo muy pequeño y podría perder sabor y endurecerse.
  2. El aceite en el que se fríen las tortillitas debe estar muy caliente, pero sin que llegue a echar humo. D esta forma conseguiremos que estén doraditas en un vuelta y vuelta.
  3. Cuando las saques, déjalas reposar sobre un papel que absorba el exceso de aceite.
  4. Es posible que la primera tortillita no salga del todo bien. No te preocupes, es normal y seguro que ya te ha pasado al hacer crepes. Aprovecha esa primera tortillita de prueba para comprobar si la textura y la cantidad de sal están a tu gusto.
  5. Y recuerda, ¡las tortillitas de camarón deben comerse recién hechas!
tortillitas camarones

¿Qué textura deben tener mis Tortillitas de Camarones?

Si sigues los pasos que hemos dado y las cantidades, deberían quedarte unas tortillitas crujientes pero en un punto intermedio. Ahora bien, en la cocina cada uno tiene sus gustos y aquí tenemos alternativas para todos ellos.

  • Si las quieres más gorditas y esponjosas: solo tendrás que añadir un poco más de harina a la mezcla. No te pases con la harina o sabrán mucho a masa, perdiendo el toque de cebolleta y perejil.  
  • Si por el contrario las quieres más finitas y crujientes: añade un poco de agua. Pero sin pasarse con la cantidad ya que cuanto más finas sean, más sabrán a aceite.

¡Que no se te vaya la mano al aumentar la cantidad de harina o de agua porque estropearás la mezcla!

¿Tienes problemas para encontrar la harina de garbanzo?

Para hacer tus tortillitas de camarones vas a necesitas harina de garbanzo. Pero no es un ingrediente habitual en nuestra despensa, por lo que seguramente tendrás que ir a comprarla específicamente para esta receta. Aunque cada vez es más fácil encontrarla en los supermercados, puede ser que no consigas localizarla.

¡Tranquilidad! La harina de garbanzo se puede sustituir por harina de trigo. Como esta harina es blanca, añade una pizca de cúrcuma a la mezcla para obtener el característico color amarillo que aportaría la harina de garbanzo a las tortitas de camarón.

¿Quieres darle un toque diferente a tu receta de camarones?

Al tratarse de una receta tradicional en la gastronomía española, muchas veces se nos olvida que podemos innovar y jugar con los ingredientes. Si te gusta el picante, pica un poco de cayena y añádela a la masa. ¡Te encantará!

Para los días de mucho calor, puedes picar un poco de hierbabuena y mezclarlo todo bien. Conseguirás un punto fresquito y delicioso.

Artículos relacionados

Salpicón de bogavante con vinagreta de coral

El Bogavante azul, el gallego, es un animal noble con un sabor a mar sin parangón. Su jugosa carne se esconde bajo su característico caparazón añil con puntitos blancos y amarillos. Un marisco diferente, tan nuestro como el Atlántico. ¡Nuestro lumbrigante! Disfrútalo...

Cigalas al horno, un placer

Pocas cosas están tan buenas como un plato de marisco. Y si se trata de unas auténticas cigalas de Galicia el éxito está asegurado. Es común que al pensar en recetas de cigalas, la primera idea que surja sea un preparar un buen arroz. Pero en la cocina gallega hay una...

Berberechos en Salsa Verde

El Berberecho gallego es carnoso y tierno. Se caracteriza por ofrecer un bocado de frescor salado a quien lo prueba. Porque ninguna otra especie de berberecho tiene un tamaño tan grande y una textura tan jugosa. Es tan suave, que se puede comer crudo o simplemente...

Abrir chat