Receta de empanadillas de mejillones en escabeche al horno

11 Ene 2023 | Recetas

La receta de empanadillas de mejillones en escabeche al horno es una de las grandes desconocidas en la gastronomía popular, pero no por ello deja de ser una elaboración deliciosa y sorprendente.

Sus matices dulces, ácidos y salados la convierten en una gran apuesta para cenas y comidas especiales.

Además, cuentan con buenos valores nutricionales, por lo que no solo disfrutaremos de una rica elaboración, sino que nos cargaremos de nutrientes.

Aparte, es una receta que a los niños les encantará, porque ya se sabe cuánto les gusta a los niños este tipo de elaboraciones.

No te pierdas ningún detalle porque te vamos a explicar paso a paso cómo hacer unas empanadillas de mejillones insuperables.

Cómo hacer empanadillas de mejillones en escabeche

Para hacer nuestras empanadillas de mejillones en escabeche al horno necesitaremos tener claro si queremos utilizar mejillones en conserva o bien hacerlos nosotros mismos.

Desde Mariscos Gallegos recomendamos que sean caseros.

Aunque tengan mayor elaboración, el resultado es espectacular y merece la pena invertir algo más de tiempo para conseguir la mejor receta posible.

Ingredientes

  • 1 kilo de mejillones gallegos.
  • 2-3 cebolletas según su tamaño.
  • 200 ml de salsa de tomate casera.
  • 3 huevos.
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 200 ml de vinagre de vino.
  • 200 ml de albariño o vino blanco.
  • 3 hojas de laurel.
  • 18 obleas de empanadillas de calidad.
  • 1 cucharada sopera de pimentón dulce.
  • 1 diente de ajo grande o dos pequeños.

Cómo hacer nuestras empanadillas de mejillones en escabeche

Llega el momento comenzar con la receta. Para preparar el relleno de las empanadillas, primero tendremos que hacer los mejillones en escabeche.

Ten en cuenta que al menos tendrán que macerar 24 horas, por lo que necesitarás dos días para hacer correctamente esta elaboración al completo.

Paso 1

Comenzamos el día antes haciendo los mejillones en escabeche.

Para ello, limpia bien los mejillones por fuera, coge una olla profunda e introdúcelos.

Echa el albariño o vino blanco y las dos hojas de laurel.

Tapa la olla y llévalos a ebullición.

Cuando veas que están todos abiertos, significará que ya están listos.

Sácalos y sepáralos de las conchas. Elimina las barbas con la ayuda de unas tijeras.

Ahora en una sartén pon 100 ml de aceite, y corta en lonchas finas los ajos. Sofríe. Ten cuidado de no quemarlos porque los ajos quemados amargan.

Cuando estén, separa del fuego y deposita el pimentón y el laurel. Remueve bien porque se quema fácilmente. Echa ahora el vinagre y entre 150-200 ml del agua de cocción de los mejillones.

Remueve bien.

Ahora coge uno o dos tarros de cristal, rellena con los mejillones y todo el escabeche.

Tienen que quedar bien cubiertos con el caldo.

Cuando estén fríos, ponle las tapas y mete en la nevera al menos 24 horas.

Paso 2

Vamos ahora a realizar el relleno de nuestras empanadillas.

Pica las cebolletas en cubitos muy pequeños. Previamente, debes quitarles la primera capa y lavarlas muy bien.

Puedes utilizar la parte verde sin ningún problema.

Pon a calentar una sartén con un buen chorro de aceite y echa toda la cebolleta picada. Añade sal al gusto y pon el fuego a la mitad de su potencia.

Remueve de vez en cuando y deja que poche lentamente hasta que tome color y esté blanda.

Paso 3

Mientras está la cebolleta al fuego, cuece 2 huevos. Deben estar perfectamente hechos, por lo que ponlos en un cazo con agua fría y cuando el agua rompa a hervir déjalos 11 minutos.

Cuando acabe el tiempo, enfría, pélalos y los lavas bien.

Sécalos con papel absorbente.

Ahora debes cortarlos en dados de aproximadamente 0.5 cm. Reserva.

Paso 4

Saca los mejillones del frasco y escúrrelos muy bien. TRUCO – (Si no quieres hacer tú los mejillones en escabeche te recomiendo los de «Conservas Dardo» son inmejorables para esta receta.)

Pícalos finamente y júntalos con las cebolletas y el tomate.

Añade también el huevo cocido. Este será nuestro relleno.

Remueve todo bien para crear una masa homogénea.

Mejillones en Escabeche Conservas Dardo

Paso 5

Pasamos ahora a rellenar las obleas. Para ello y con la ayuda de una cuchara, cogemos un poco de relleno y lo depositamos en la oblea.

Después untamos una de las partes de la masa de la oblea con agua con el fin de pegar las dos partes. Doblamos a la mitad.

Es importante que tenga la cantidad justa de relleno para que cierre correctamente y no se salga.

Para sellar bien toda la empanadilla, haremos unas muescas con un tenedor a lo largo de la mitad de la circunferencia de la oblea en la que se unen las dos partes.

Esto hará que se quede bien cerrada y además aportará algo de forma.

Paso 6

Precalentamos el horno por arriba y por abajo a 180°. Mientras se caliente, batimos un huevo al que añadimos una pizca de sal y con la ayuda de un pincel, pintamos las empanadillas para darles un toque de color y brillante.

Paso 7

Es el momento de hornear nuestras empanadillas. Introducimos la bandeja con las empanadillas bien colocadas y horneamos entre 11 y 12 minutos a 180°.

Cuando termine el tiempo, las sacamos y a disfrutar de ellas.

Trucos empanadillas de mejillones en escabeche

Puedes obtener un sabor más intenso si dejas que los mejillones en escabeche maceren al menos 72 horas.

Por otra parte, estas empanadillas se degustan mejor reposadas, por lo que una vez que las saques del horno, estarán mejor si pasa una hora antes de comerlas.

Consejos

Te aconsejamos siempre utilizar ingredientes de máxima calidad para obtener un resultado óptimo. Sobre todo, el ingrediente principal, es decir, los mejillones.

Te aseguramos que el resultado es infinitamente mejor.

5 razones para comer empanadillas de mejillones

Existen multitud de razones por las que comer empanadillas de mejillones y aquí te explicamos algunas.

  • Es un plato delicioso que encantará a niños y pequeños.
  • Se pueden realizar con tiempo de antelación.
  • Son perfectas para fiestas y celebraciones.
  • Estas empanadillas cuentan con múltiples nutrientes. Proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales.
  • Es una receta diferente que sorprende a todo aquel que no la haya probado.

Esperamos que disfrutes de esta receta.

Artículos relacionados

Bivalvo Almeja de carril

La almeja de carril es un tipo de molusco bivalvo muy apreciado por la alta gastronomía. No es el tipo de almeja más conocida, pero quienes la han probado se han visto gratamente sorprendidos por su intenso sabor. Desde Mariscos Gallego,...